Evolución del Diseño Kodo (Parte 1)

El diseño es una de los pilares principales de la industria automotriz. 

Mazda ha invertido muchos esfuerzos en crear y refinar cada vez más el Diseño Kodo, previo a esto, durante la generación Zoom-Zoom, los primeros pasos sobre este camino los dieron con el Mazda6 en 2002, el RX-8 en 2003 y el popular Mazda2.


Con una línea de diseño más centrada e incorporando el tema de “movimiento inspirado por la naturaleza”  surgió el concepto Nagare y poco después llegaría el monovolumen Mazda5.


Para 2010 empezaría la nueva etapa de Mazda que sería inaugurada bajo el velo del Diseño Kodo; el director de la División de Diseño de Mazda, Ikuo Maeda declaraba: 


"Dentro el proceso evolutivo que ha seguido la expresión del movimiento en los diseños de Mazda, ahora nos hemos concentrado en la fuerza, la belleza y la tensión de los movimientos instantáneos de los animales".







Con esta declaración los cuatro estudio de diseño de Mazda, ubicado en Hiroshima, Yokohama, Frankfurt e Irvine trabajarán en desarrollar este concepto a su máxima capacidad.


Es así como en el Salón de los Ángeles de 2010 se mostró el Mazda Shinari, que sería el primer concept car nacido de la ideología Kodo, este lograba transmitir la fortaleza y la belleza del mundo animal, inspirado también por el poder y la flexibilidad de materiales como el bambú.


Mazda Shinari, Diseño Kodo.

Poco después en el Salón de Ginebra a principios del 2011, llegaría el Mazda Minagi, con un fuerte lenguaje de formas que haría alusión a la silueta atlética de un guepardo, además de traducir perfectamente el ADN Kodo a un formato SUV, se integraba la nueva tecnología SKYACTIV.


Mazda Minagi, Diseño Kodo.

Esto anticipará una nueva línea de productos Mazda, misma que se materializó con el Mazda CX-5 de primera generación.


Cabe resaltar que cada vez que Mazda revelaba un concept reinventando el Diseño Kodo, presentaba avances tecnológicos en sus vehículos.  


Mazda Takeri, Diseño Kodo.

Con motivo de la participación de Mazda en el Salón del Automóvil de Tokio, a finales del mismo año (Noviembre 2011), se presentó el Mazda Takeri y con ello incorporaba un novedoso sistema de frenada regenerativa llamada i-ELOOP. Dos años después este se materializaría en la segunda generación del Mazda6.



168 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo